Gasto Público en Educación de Ecuador

Gasto Público Educación Ecuador

El Estado ecuatoriano busca garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todas las personas; pero en los últimos años podemos observar lo contrario ya que el gasto público en educación ha disminuido como consecuencia de una reducción del presupuesto general del estado ecuatoriano, en donde en el año 2017 fue de USD 36.673 millones; cifra que se redujo en USD 1.176 millones para el año 2018; y, en 2019, fue similar a 2017.

Para 2020; el PGE se redujo en USD 4.206 millones en comparación al año anterior, con USD 32.530 millones.

El año en que el Estado invirtió en Educación fue en 2018 con 5.289 millones de dólares; mientras que para el año 2019 con 5147 millones de dólares y en el año 2020 con 4569 millones de dólares. Al revisar los porcentajes de la evolución del gasto público en el sector de educación; el año 2018 tiene un porcentaje de 4,98% con respecto al PIB; y tiene una disminución en el año 2020 con un 4,73%; lo que nos quiere decir es que un alto porcentaje en gasto público en educación invertido en un nivel dado denota una alta prioridad dado a ese nivel en comparación con otros; mientras que un bajo porcentaje nos demuestra lo contrario; es decir no se le da primacía a la educación en el país.

Es importante mencionar que después de un año de pandemia, es necesaria una redistribución del presupuesto del Estado para priorizar la atención de necesidades urgentes; en donde el ministerio de finanzas procedió a una restructuración de algunos programas; que a su parecer, no son prioritarios en los actuales momentos como programas de Servicio de Atención Familiar para la Primera Infancia y de alfabetización que son difíciles de implementar de manera virtual lo cuales se encuentran suspendidos.

Lo óptimo sería que los GAD planificaran, construyeran y mantuvieran la infraestructura física y los equipamientos de educación; así como los espacios públicos destinados al desarrollo social, cultural y deportivo; eliminen las barreras que limitan el acceso a una educación de calidad y cuiden que la educación se traduzca en iguales oportunidades en el mercado laboral; en donde se den iniciativas para afirmar que los equipos de atención prioritaria logren tener ingreso sin obstáculos físicos, administrativos y tecnológicos a enseñanza sin discriminación y medidas que promuevan el involucramiento de los padres de familia en los procesos educativos de sus hijos y generen espacios de formación para papás y madres y la sociedad; incluyendo lineamientos para la convivencia pacífica, enseñanza en valores, erradicación de todos los tipos de maltrato, enseñanza integral de la sexualidad; entre otros.

Compartir

Deja un comentario