Fin de la Pobreza en el Sector Rural De Milagro-Ecuador

Fin de la pobreza

El fin de la pobreza en el sector rural del Milagro-Ecuador; es un tema pendiente se abordará esta problemática actual desde el punto de vista socioeconómico y sociopolítico; teniendo en cuenta los datos pertinentes de los organismos nacionales como el INEC, Banco Central y otros que se considere pertinentes.

Teniendo en cuenta la interrelación existente en la sociedad actual; es idóneo replantearse las prioridades en torno al desarrollo; lo que ha dado lugar los últimos años por puesto al concepto de desarrollo sostenible y los objetivos que permitirán acentuarlo; el objetivo número uno que tiene como premisa el fin de la pobreza en todas sus formas cumple su agenda en nuestro país hasta 2030; la importancia del cumplimiento de este objetivo radica en que según datos del INEC 1 de cada 4 ecuatorianos son pobres; esto se exacerba más en las zonas rurales lo cual conlleva a acentuar aún más los problemas sociales latentes.

Las condiciones actuales que derivan de la emergencia sanitaria a nivel mundial han dejado a flor de piel el peso de la pobreza en nuestra realidad; esta situación de carencia y pauperización a la cual deben hacerle frente los gobiernos locales sigue acrecentándose cada vez más. El leve bienestar social que se había venido gestando en nuestro país en materia de reducción de la pobreza; se ha visto socavado como consecuencia de la crisis sanitaria, además del cambio coyuntural que se gestó con el actual gobierno de turno.

Según el BCE la economía ecuatoriana decreció en 12,4% en el segundo trimestre de 2020; por lo cual como vertiente la tendencia de reducción de la pobreza de los últimos 20 años, ya tiene graves incidencias negativas; es necesario aseverar que se considera a una persona pobre cuando su ingreso mensuales son menor a $ 84,82; y pobre extrema si recibe un ingreso menor a $ 47,80; por tanto es pertinente señalar que la pobreza y pobreza extrema en las zonas rurales de nuestro país según la UNICEF tiene rostro infantil; siendo parte de la población vulnerable, además de los niños, niñas y adolescentes, las mujeres también tienden a ser las más afectadas.

El fin de la pobreza en el sector rural de la provincia de Milagro pertenece a la provincia del Guayas; siendo parte de una de las provincias más pobladas de nuestro país actualmente; la situación socioeconómica actual es preocupante, el fuerte impacto del desempleo en la zona rural; así como también el deterioro de las condiciones laborales actuales en las zonas rurales de Milagro que lleva de la mano la tercerización laboral y los precarios salarios hace que gran parte de la población se encuentre en condición de rezago, las escasas políticas públicas adecuadas a la realidad; así como también la caída de las actividades productivas a causa de las condiciones actuales han empeorado el panorama de pobreza.

Es necesario tener a consideración que gran parte de la población total es parte de la clase trabajadora con ingresos netos por debajo de la media, en Milagro estaban establecidos a penas 5099 establecimientos económicos formales hasta el último censo realizado a nivel nacional en los cuales se empleaban formalmente alrededor de 17.377 personas, una cantidad mínima si consideramos el total de la población, por lo cual gran parte de la población desempeña labores informales con los cuales generan ingresos mínimos para la subsistencia en el mejor de los casos.

Esto genera varias vertientes entre ellos condiciones paupérrimas en los indicadores de estratégicos de desarrollo como lo son; educación, trabajo, seguridad social, salud, agua, alimentación social, hábitat, vivienda y ambiente sano, de la población, con la emergencia sanitaria en vista de la carencia de políticas públicas que mitiguen el impacto económico, las desigualdades se exacerban.

Leer mas de reactivación económica Post-Pandemia

A penas un 34.44% de la población accede a la educación y asiste actualmente según el INEC; pese a ello con los programas educativos planteados por el anterior gobierno se lograron reducir las tasas de analfabetismo a un 4.77%; es necesario señalar que gran parte de las personas analfabetas tienden a ser de los sectores rurales del porcentaje antes señalado; el nivel de instrucción tiende a ser apenas el primario inconcluso del total de personas que han logrado acceder a la educación durante la última década el siendo que el 92.48% a penas logro terminar la primaria.

Algo significativo que gira en torno al rostro de la pobreza infantil es que los jóvenes tienden a tener una alta tasa de deserción de la educación secundaria en las zonas rurales; pues cerca del 44.03% no lograr terminar la secundaria, por dedicarse a otras labores no pertinentes para su edad como el trabajo; lo cual responde a la problemática de la falta del empleo adecuado y la remuneración necesaria para suplir las necesidades del hogar de sus padres.

En lo que tiene que ver con salud pasa algo particular para los pobladores rurales, pues estos se encuentran rezagados por su ubicación; además de falta de profesionales que responde a la baja escolaridad de la población; la escasa protección a la que tienen que hacerle frente los pobladores de las zonas rurales responde entre otras cosas a la falta de infraestructura y por supuesto presupuesto que deja por ejemplo que la tasa de desnutrición bordee el 16.8% lo que exacerba más la desigualdad que existe si lo comparamos con las zonas urbanas.

Pese a que uno de los objetivos del GAD para el 2019 era “Promover el desarrollo de una economía sustentable basado en la Industria, la Agroindustria, el comercio, el turismo, la prestación de servicios, mejorando la capacidad productiva y fortaleciendo la soberanía alimentaria” este dista mucho de la realidad si tenemos en cuenta que en pleno 2020 gran parte de los pobladores de las zonas rurales aun no cuentan ni con servicios básicos, o infraestructura adecuada para un hábitat y ambiente sano.

A medida de conclusión después de todo lo expuesto en el presente artículo queda claro que aún queda mucho por hacer en materia de desarrollo local sostenible, con el fin de cumplir con el primer objetivo de los ODS que tienen como premisa el fin de la pobreza en Milagro todas sus formas; objetivo que esta muy lejos de cumplirse en las condiciones actuales, sino se toman las medidas pertinentes.

Es claro que estos sectores rurales de Milagro deben de ser priorizados con políticas públicas adecuadas; con el fin de promover el desarrollo asertivo de estas zonas excluidas, para ello entre otras cosas es necesario nuevos e innovadores planes de educación, trabajo digno para las personas cabeza de hogar, incentivo al sector industrial e inversión en infraestructura, esto con el fin del desarrollo de las capacidades de los pobladores y el goce pleno de los derecho al ser ciudadanos ecuatorianos tal como lo dicta nuestra carta magna.

 Mensaje en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Compartir

Deja un comentario