DESIGUALDAD DE GÉNERO EN EL MERCADO LABORAL

Desigualdad de género

En Ecuador el deterioro del empleo afecta más a las mujeres que los hombres y estos podemos observarlo con un aumento de las cifras de trabajo en tiempo parcial mujeres en el año 2017 con 45,63%, 2018 con 43,11% y en el año 2019 con 45,27%; mientras podemos observar una gran diferencia en las cifras de trabajo en tiempo parcial de los hombres en el año 2017 con 25,87%, 2018 con 24,75% y el año 2019 con un 28,61%.

Los datos hacen referencia a los años 2017, 2018 y 2019; en donde la diferencia tan enorme se puede fundamentar en la necesidad de conciliación de las ocupaciones domésticas; que aún se siguen tomando en cuenta labor de las féminas, que socialmente poseen menores habilidades de ingreso al mercado gremial. Las mujeres trabajan menos horas que los hombres en el campo formal, realmente gastan más horas en labores que no son de tiempo libre. De esta forma, las tareas del hogar además cuentan cómo horas de trabajo, aun cuando no sean pagadas. En este sentido, las féminas hacen muchas más horas laborales que los hombres, aun cuando no se las paguen.

Una vez que se examina quién labora a tiempo parcial; surge la especificación directa de buena parte de las discriminaciones de género que se hallan en el mercado gremial; como la brecha salarial. El fundamento que explica esta enorme diferencia es que para las mujeres hay menos empleos a jornada completa.

Bastante más de un millón de damas no labora más horas ya que no encuentra un trabajo que se las oferte. Pero la siguiente causa es el desigual reparto del cuidado de los parientes que requieren atención: chicos, más grandes o incapacitados; por lo cual las mujeres son las que reducen mayoritariamente su jornada laboral debido a que los papeles y estereotipos de género han asignado, y siguen asignando, a las féminas el cuidado del núcleo familiar generalmente y de hijas e hijos en especial, lo cual se dio en llamar “el trabajo de cuidar”. Este suceso condiciona el trabajo de muchas damas y el desarrollo de una carrera profesional.

Por lo tanto, solamente podremos llegar a los objetivos los GAD por medio de su administración interna promueven iniciativas para velar por la colaboración plena y positiva de las féminas y el equilibrio de oportunidades de liderazgo en la adopción de elecciones en la vida política, económica y pública, y permitir que las mujeres se integren en el mundo profesional con las mismas condiciones que los hombres. Para ello; imprescindible es poner trabas a las empresas, a los despidos y a los incorrectos contratos, de esta forma se lograría un aumento del salario y un mayor poder adquisitivo presente y futuro.  Todas las personas poseen derecho a un trabajo y sueldo confiable, y en otras palabras imposible si se disminuye la jornada gremial.

Compartir

Deja un comentario