Tecnología fue clave para la industria de alimentos en el confinamiento

Tecnología fue clave para la industria de alimentos en el confinamiento

Tecnología, punto clave de la competitividad de la industria de alimentos durante el confinamiento. En el país no hubo desabastecimiento de productos porque la tecnología permitió a la industria local de alimentos y bebidas seguir operando durante la pandemia, lo cual indicó el buen desempeño de la industria en el confinamiento

Durante el confinamiento producto de la pandemia del COVID-19, la industria de alimentos en el país no paralizó sus actividades.

Uno de los factores diferenciadores entre las industrias que pudieron seguir operando de las que ponían candados a sus fábricas ha sido la tecnología. Más aún, las empresas que ya venían cumpliendo con los estándares de bioseguridad mitigaron el impacto de la crisis causada por la pandemia, lo cual se evidenció, pues  el país no registró desabastecimiento de productos en esos días. 

Uno de los retos que enfrentó esta industria fue mantener la misma producción con menos personal para evitar los contagios. Las empresas que se vieron más afectadas eran aquellas que mantenían en su línea de producción procesos más manuales y artesanales, por lo que se evidencia que la tecnología fue punto clave de la competitividad de la industria de alimentos durante el confinamiento.

La industria de alimentos y de bebidas es uno de los sectores económicos de mayor potencial en la región. La garantía de una alimentación inocua es fundamental para la protección de la salud humana y para la mejora de la calidad de vida en el país. Así mismo la producción de alimentos inocuos facilita el acceso de las organizaciones a nuevos mercados, mejorando su competitividad.

En el ámbito de la competitividad, el sector alimentario local presenta una serie de exigencias, tales como buenos sistemas de medición, normativas y reglamentos técnicos, control y verificación por el Estado.

Para asegurar la inocuidad y la protección de la salud, así como para vincularse a la exportación o al encadenamiento empresarial, las empresas de la industria alimentaria requieren mejorar sus prácticas en BPM (Buenas prácticas de manufactura), además de otros sistemas de inocuidad según los requisitos aplicables a su mercado como HACCP, Codex Alimentarius, normas ISO, entre otros.

Se debe buscar promover iniciativas para apoyar el desarrollo del sector alimentario, brindando financiamiento para fortalecer la aplicación de las buenas prácticas, así como apoyar el desarrollo de capacidades técnicas y de gestión necesarias para mejorar su nivel de competitividad y seguridad alimentaria. Los beneficios de la implementación, mantenimiento y mejora de las prácticas de manufactura de clase mundial, permiten lograr productos alimenticios inocuos y con la calidad deseada de manera regular y de esta manera, ganar y mantener la confianza de los consumidores globales (Montero, 2010).

Por su parte, las empresas deben mantener programas y registros de las actividades de entrenamiento de los operarios y asistentes. Éstos deben basarse en la necesidad de entrenamiento y reentrenamiento, por medio de la supervisión, capacitación y desempeño de los operarios. (Paho, 2013). Si bien la tecnología fue punto clave de la competitividad de la industria de alimentos durante el confinamiento, es necesario que el personal se encuentre capacitado para responder al desarrollo tecnologico en el futuro.

Finalmente, pese a la gran respuesta del sector a la crisis, es de gran importancia que se impulse una gran red de servicios de innovación y desarrollo para la industria de alimentos y bebidas a nivel nacional, vinculando redes internacionales de innovación para fortalecer, cooperar y complementar la oferta de servicios. Esta iniciativa facilitará la adopción de nuevas tecnologías, mejoramiento y desarrollo de nuevos procesos y productos, permitiendo que la oferta productiva agroindustrial pueda diversificarse con base en la innovación. (Glas, Alvarado, León, & Parra, 2016 )

 

Bibliografía

Glas, J., Alvarado, V., León, S., & Parra, J. (2016 ). Competencias Gob . Obtenido de Política Industrial del Ecuador : http://www.competencias.gob.ec/wp-content/uploads/2017/06/06PPP2016-POLITICA02.pdf

Montero, M. (Abril de 2010). Schokland. Obtenido de Industria de Alimentos: http://www.cegesti.org/schokland/industriadealimentos.html

Paho. (2013). Paho. Obtenido de Buenas practicas agropecuarias de manufactura BPM: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=10985:2015-buenas-practicas-agropecuarias-de-manufactura-bpm&Itemid=41496&lang=en

 

Publicaciones del autor