7 recomendaciones para elegir un buen TEMA de INVESTIGACIÓN para TESIS

Pon atención a estos 7 consejos que te evitarán complicaciones al momento de elegir tu tema de investigación para tesis.

7 recomendaciones para elegir un buen TEMA de INVESTIGACIÓN para TESIS.

Ciertamente el trabajo de titulación o como se lo denomina en nuestro medio LA TESIS es un dolor de cabeza para muchos estudiantes de grado y posgrado. Los problemas comienzan desde la selección del tema y así continúan hasta la defensa o sustentación. Aunque lograr un buen trabajo dependerá mayormente del esfuerzo que le dediques a tu trabajo de tesis, en ciertas ocasiones la dedicación no es suficiente y más se vuelve más complicado si no tienes una guía adecuada.

Aunque llegar al final será un trabajo muy duro, debes tomar en cuenta la importancia de elegir correctamente tu tema de investigación de tesis; pues si haces una elección errónea llegará un momento en que te encontrarás en un callejón sin salida sin la literatura o los datos suficientes para poder continuar. Para que no te suceda esto pon atención a las siguientes 7 recomendaciones que te dejamos para elegir un tema que tenga dos características: 1) académicamente significativo y 2) sencillo de realizar.

  1. Asegúrate de estar familiarizado con el tema que vas a investigar.

Muchos estudiantes se esmeran en buscar temas muy complicados o que se encuentran en boga, con el afán de elegir temas “muy importantes”. Puede que en algunos casos tengas una idea acerca del tema, pero te falta el suficiente conocimiento especializado para realizarlo. El consejo resulta obvio, no te metas en algo que no podrás explicar luego.

  1. Recuerda que la meta es graduarte y no otra cosa.

A diferencia del punto anterior, este tipo de problema surge cuándo se tiene mucha experiencia en un tema y se busca innovar más de lo debido. Sin embargo, innovar no significa buscar temas muy complejos, es preferible que continúes sobre las recomendaciones para futuros estudios que te dan otros autores. Por otro lado, hay estudiantes que quieren aprovechar su trabajo de tesis para realizar proyectos de vida, como es el caso de los planes de negocios en las carreras empresariales. Puede ser una buena idea tomar los consejos de tus profesores para realizar un proyecto de negocios, pero utilizar tu tesis para ese propósito podría ser contraproducente si los derechos se quedan con tu institución educativa. Lo mejor es buscar un tema que puedas desarrollar fácilmente y dejar lo mejor para ti, no confundas las metas.

  1. Conoce el entorno de tu ciencia

El propósito de conocer el entorno de la ciencia es poder identificar los objetos de estudio y las posibles variables que puedes estudiar de cada uno de ellos. Por ejemplo, en el entorno de negocios, para las carreras empresariales, tenemos a los clientes, proveedores, competidores, distribuidores, etc y de cada uno de ellos puedes identificar variables de estudio, tales como comportamiento, intención, fidelidad, poder de compra, abstinencia y muchas otras. En el proceso de combinar estas variables surgirán varios posibles temas para tu trabajo de investigación de tesis.

  1. Revisa la literatura

Si bien en el trabajo de investigación existe un capitulo exclusivo para este punto, usualmente en el marco teórico, nuestro consejo que revises la literatura antes de elegir tu tema. Al realizarlo podrás determinar la relevancia de tu tema, si existen publicaciones recientes respecto a tu tema, al menos los cinco últimos años, sabrás que tu tema es relevante de ser estudiado. El segundo beneficio de la revisión de literatura es la identificación de la brecha de investigación, es decir que sabrás lo que hace falta investigar. Recuerda los consejos anteriores, no es necesario investigar un tema completamente nuevo, sino lo que hace falta investigar, para lo cual te sugerimos revises las recomendaciones de los autores para futuras investigaciones que dejan al final de sus artículos.

  1. Asegúrate de contar con datos

Este consejo es sumamente importante, debes estar seguro de contar con datos secundarios para tu investigación. Si no existen datos te encontrarás con pocas probabilidades de terminar tu tesis a tiempo, pues deberás generar tu propia base de datos. De preferencia genera temas que puedas resolver a través de data secundaria, utilizando fuentes de información oficial. La recolección de datos primarios conlleva un proceso de validación de la fiabilidad, tanto del instrumento, como de los datos obtenidos, lo cual conlleva más tiempo.

  1. Utiliza sabiamente las preguntas de investigación

Este es el recurso más poderoso para elegir el tema de investigación y posteriormente para plantear su desarrollo. Utiliza lo que en inglés se entienden por W-H questions para tener un orden lógico y coherente de tu tema. Comienza preguntando, por ejemplo: ¿Qué está sucediendo que amerite estudiar?, ¿A quiénes?, ¿Cuándo o desde cuándo?, ¿Dónde sucede? Y así tendrás más luces de lo que amerita investigar.

  1. Recuerda la coherencia

Un trabajo correctamente desarrollado será coherente de principio a fin, es decir que la problemática debe determinar tus objetivos y tus hipótesis; las hipótesis deben ser coherentes con el marco teórico y conceptual; el marco teórico debe ser coherente con la metodología de investigación y los resultados deben ser coherentes con todo lo planteado.

Esperamos que estos consejos te permitan tener una mejor idea de cómo seleccionar un buen tema de investigación para tu tesis. Si aun así tienes dificultades consulta a tu asesor de confianza que te ayudará con más ideas.

 

Publicaciones del autor